lunes, 9 de julio de 2012

Qué dice la Biblia sobre el diablo - Parte 1

Fotografía sin retoques de Mark D. Philips, ¿casualidad o manifestación?

Del diablo se dicen muchas cosas:  Que no existe, pues es sólo un villano inventado como enemigo necesario para la iglesia y a quien se le puede echar la culpa de nuestros pecados.  Que, junto con un angelito que hace de nuestra buena conciencia, hay otro diablito que nos tienta a portarnos mal.  Que es como un hombre delgado con un fino bigote retorcido y barba de chivo, vistiendo sólo calzoncillos, blandiendo un largo tridente, con piel color rojo, con cuernos, patas de cabra y un largo rabo con punta de lanza.  Que es un tipo como nosotros, pero muy poderoso y de gran personalidad, sofisticado y atractivo al que no parece tan mala idea seguir.  Que es un monstruo horrible y despiadado.  ¿Cómo es realmente?  ¿Qué podemos saber sobre él en la Biblia?

— Amigos, sé que no es un tema agradable y que tampoco conviene involucrarse demasiado en esto; pero el diablo es un personaje importante en la Biblia del que conviene saber lo necesario, así que le dedicaremos unas entradas para conocer qué es verdad y mentira sobre él.

¿Existe el diablo?

Desde el punto de vista de la Biblia no cabe ninguna duda, pues se le menciona en numerosas ocasiones, desde Génesis hasta Apocalipsis; así que no se trata de un personaje meramente folklórico.  Quienes dudan de su existencia, generalmente son los mismos que dudan de la existencia de Jesús el Cristo, e incluso hasta de Dios como Creador.  Quien quiera creer en la Biblia como el mensaje que Dios nos reveló, no puede dudar de la existencia del diablo.  Pretender su inexistencia indica un conocimiento de Dios deficiente y una fe igual.  ¿Querría yo decir que es importante creer en el diablo?  Ciertamente no que depositemos nuestra fe en él como seguidores (aunque mucha gente tiende a hacerlo sin sospecharlo, como veremos más adelante), sino sólo en reconocer su existencia y el rol que juega.  Pero hay otras formas con las que podemos advertir su presencia.

El mal desbocado e insoportable de conocer

Calaveras apiladas de sacrificios humanos de los Aztecas
y del genocidio de Camboya; macabra similitud.

En este mundo existe el mal y existe el mal.  Es decir, existen pecados como la vanidad, la mentira, la infidelidad, el robo, etc.; los cuales no pueden ser de ninguna manera desestimados pues contravienen la voluntad de Dios y hacen daño a los demás, además de a nosotros mismos.  Pero dicen que "hay niveles", así que luego están:  Los fríos asesinos, los sádicos torturadores, los desalmados tratantes de personas, los pervertidos que abusan y/o explotan sexualmente niños, los tiranos que ordenan el exterminio de miles/millones de personas sin pestañear, los terroristas cegados de odio, los racistas llenos de soberbia, los enajenados por el alcohol o las drogas, etc., etc.  Desafortunadamente, en este mundo ocurren crímenes que no se limitan a terminar vidas, sino que las hacen insufribles de una forma que cualquiera puede palidecer de terror, causados por gente totalmente despiadada.  Sí, son cosas desagradables de las que es mejor no hablar, así que no entraré en detalles.  El punto es que hay muchas personas que su maldad llega a tal grado porque han permitido que la voluntad del diablo, de Satán, sea la que domine sus pensamientos y emociones.  Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. Juan 8.44 RV95

Sobre esto tengo que aclarar lo siguiente:  El pecado sí tiene niveles, pero eso no significa que sea aceptable para Dios en ciertos grados ... porque cualquiera que guarde toda la Ley, pero ofenda en un punto, se hace culpable de todos ... Santiago 2.10 RV95  Lo cual quiere decir que la obediencia que Dios nos pide no puede ser selectiva, en el sentido de que optemos qué obedecer y qué no; de la misma manera, si rompemos una esquina de una ventana somos culpables de romperla toda, o si cruzamos una frontera en un punto, somos culpables de haberla traspasado (ver entrada El Plan de Salvación - ¿Pero de qué?).

Dicho eso, el grado tan extremo de mal que puede manifestarse en algunos individuos implica que ya no oponen ninguna resistencia al diablo, pues ... El que practica el pecado es del diablo, porque el diablo peca desde el principio. 1a Juan 3.8a RV95  Y ellos, llevan a ese extremo lo que disertaba Pablo:  Lo que hago, no lo entiendo, pues no hago lo que quiero, sino lo que detesto, eso hago. Y si lo que no quiero, esto hago, apruebo que la Ley es buena. De manera que ya no soy yo quien hace aquello, sino el pecado que está en mí. Y yo sé que en mí, esto es, en mi carne, no habita el bien, porque el querer el bien está en mí, pero no el hacerlo. No hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago. Y si hago lo que no quiero, ya no lo hago yo, sino el pecado que está en mí. Romanos 7.15-20 RV95  Y cuando hay un abandono tan ostensible al mal, no hay que esperar una grotesca posesión como en las películas (ver entrada El porqué de la maldad profunda).  ¡Qué mejor para el diablo que la gente vaya a él por sí sola!  Si pecamos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados ... Hebreos 10.26 RV95

Quienes lo siguen

El diablo no sólo es un personaje del Cristianismo, hay quienes no sólo reconocen su existencia, sino que creen en él o, en el menor de los casos, les parece atractivo.  En un extremo están los abiertamente satánicos, los cuales todavía son relativamente pocos (por salud mental no daré mayores referencias sobre éstos).

Luego están los que pueden caer en el Luciferianismo, que confunden al diablo en su denominación de Lucifer (latín: portador de luz), como un personaje benefactor porque supuestamente nos trae luz o conocimiento.  ¡Cómo caíste del cielo, Lucero, hijo de la mañana! Isaías 14.12 RV95 ... Y esto no es sorprendente, porque el mismo Satanás se disfraza de ángel de luz. 2a Corintios 11.14 RV95  En este caso se voltean los papeles, pues se asume que Lucifer es el dios bueno que ilumina con el conocimiento a la humanidad, como Prometeo lo hizo robando el fuego divino.  Así pues, se considera que la oferta que la serpiente le hizo a Eva y a Adán fue genuina (ver entrada ¿Cuál fue el famoso Pecado Original?).  Hay coincidencias con esto en el Gnosticismo, la Francmasonería, religiones paganas como Wicca y filosofías de 'New Age'.  Sobre este trastrocamiento de las cosas advertía Isaías.  ¡Ay de los que a lo malo dicen bueno y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce y lo dulce por amargo! Isaías 5.20 RV95

Y está un llamado Satanismo Adolescente, en el cual, sobre todo los jóvenes, son atraídos por la cultura del rock pesado en sus diferentes modalidades ('black', 'dark', 'death', 'gothic', 'heavy', 'metal', 'punk', 'thrash', etc.); la cual viene desde "Sympathy for the Devil" de los Rolling Stones (1968), Black Sabath (destacado precursor de esto), Iron Maiden ("The Number of the Beast"), Mötley Crüe ("God Bless the Children of the Beast"), y Metallica, por mencionar sólo unos cuantos.  En múltiples bandas y canciones, podemos encontrar símbolos claramente satánicos y mensajes de veneración al diablo (ver entrada La Tendencia Halloween).  Pero aunque esto está más a la vista en este tipo de rock, lo mismo se puede dar en otros géneros más ligeros como el hip-hop o el pop (ver entrada Lady Gaga y el amor a Judas).  Podemos asegurar que la generalidad de quienes gustan de esta música de ninguna manera son satánicos; es posible que les guste el ritmo y la fuerza de esta música (a mí mismo me gustan algunas si no le presto atención a la letra), o identifican con ella sus sentimientos negativos por lo que viven.  Sin embargo, como todo fruto prohibido, puede ser atractivo pero al final, sus mensajes son veneno puro para el alma, y sin duda abonan el terreno para el diablo.  Pero el Espíritu dice claramente que, en los últimos tiempos, algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios ... 1a Timoteo 4.1 RV95

Lo que nos dicen sus nombres

La palabra "diablo" deriva del griego διάβολος - 'diábolos', que significa "acusador", lo cual es referido en Apocalipsis: ... «Ahora ha venido la salvación, el poder y el reino de nuestro Dios y la autoridad de su Cristo, porque ha sido expulsado el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche. 12.10 RV95  Las intenciones del diablo las vio Pablo en el mago Elimas, a quien ... le dijo: —¡Lleno de todo engaño y de toda maldad, hijo del diablo, enemigo de toda justicia! ¿No cesarás de trastornar los caminos rectos del Señor? Hechos 13.10 RV95  Luego entonces, al diablo le complace que nos desviemos y echárselo en cara a Dios.  Pero si alguno ha pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo, el justo. 1a Juan 2.1b RV95

También se le llama "demonio", que viene del griego δαιμόν - 'daimon' que significa "espíritu", sin tener originalmente esta palabra una connotación negativa.  En la Biblia no se emplea específicamente para el diablo, sino para los espíritus caídos que lo siguen.  Clamó con voz potente, diciendo: «¡Ha caído, ha caído la gran Babilonia! Se ha convertido en habitación de demonios, en guarida de todo espíritu inmundo y en albergue de toda ave inmunda y aborrecible ... Apocalipsis 18.2 RV95

Portada de disco
de la banda 'heavy metal' Dio
El nombre específico del diablo es Satán, que viene del hebreo הַשָּׂטָן - 'ha-Satan', que significa "el Adversario".  Satanás viene de la palabra 'Satāna' derivada del Latín, y es el nombre con el que se le llama más en la Biblia.  Jesús decía de él:  No hablaré ya mucho con vosotros, porque viene el príncipe de este mundo y él nada tiene en mí. Juan 14.30 RV95  Lo cual indica que es completamente opuesto a Él, como un adversario pues.  Pero en este pasaje también vemos otra denominación importante:  "Príncipe de este mundo".  También se le llama "príncipe de la potestad del aire" (cf. Efesios 2.2).  ¿Sobre quienes es príncipe? ... esto es, entre los incrédulos, a quienes el dios de este mundo les cegó el entendimiento, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios. 2a Corintios 4.4 RV95  Y aquí vemos aún otra denominación:  "dios de este mundo".  Lamentablemente, precisamente esto es lo que vemos cada vez más en la cultura anti-Dios y anti-cristiana de este mundo.

Otros nombres usados son:  Belzebú, viene del hebreo בעל זבוב - 'Baʿal Zəbûb', que significa "El señor de las moscas".  Pero algunos de ellos decían: —Por Beelzebú, príncipe de los demonios, echa fuera los demonios. Lucas 11.15 RV95  Belial, del hebreo בְּלִיַּ֫עַל - 'Bəliyyáʻal', que tal vez signifique "despreciable".  ¿Qué armonía puede haber entre Cristo y Belial? 2a Corintios 6.15a RV95  Otros más:  Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama Diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero. Apocalipsis 12.9a RV95  La "serpiente antigua" es la que tentó a Eva; el dragón es mencionado desde el Antiguo Testamento y especialmente en el Apocalipsis.  Es interesante la asociación de Satán con reptiles, seres de sangre fría.


Nos detendremos aquí por el momento, para continuar en la siguiente entrada (Qué dice la Biblia sobre el diablo - Parte 2).

Hasta entonces.  Su amigo el Biblioguero.

-