miércoles, 14 de marzo de 2012

Porqué es creíble la Biblia - Parte 1


El fundamento de este 'blog' son las citas bíblicas con las que apoyo los puntos de vista sobre diversos temas, que creo que son los que sustenta la Biblia.  Mi intención es, más que mostrar mi opinión personal, que muestre lo que la Biblia dice sobre esos temas.  Parto de que mis lectores comparten mi fe en las Escrituras o tienen un cierto interés en conocer lo que éstas dicen.  En todo caso, ya sea que se tenga fe en la Biblia o no, es un tema primordial saber porqué es creíble y, por ende, porqué no sólo vale la pena conocerla, sino que es incluso indispensable hacerlo.

¿Qué es la Biblia?

Aunque la pregunta pueda parecer ociosa, no está de más hacer una breve descripción de ésta.  Se le llama Biblia por el griego común τὰ βιβλία que significa simplemente "los libros", ya que es una colección de libros sagrados.

La Biblia se divide en el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento.  Entender porqué se les llama "testamentos" a éstas partes nos dirá, en sus términos más generales el contenido de ésta.  Se les llama así haciendo referencia a los principales "pactos" que Dios ha celebrado con la humanidad con el fin de redimirla ante Él.  No se les llamó "pactos" a las divisiones mencionadas, porque la palabra griega de "pacto" (διαθηκη - 'diatheke'), fue mal traducida al latín como 'testamentum'.


El antiguo pacto (i.e. Antiguo Testamento) fue el que Dios celebró con el pueblo judío con la llamada "Ley" que está plasmada en la 'Torah' (תּוֹרָה‎‎ - heb. instrucción o enseñanza) de los judíos que nosotros llamamos Pentateuco y que se conforma por los primeros 5 libros de la Biblia, los cuales son:  Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio.  Y él os anunció su pacto, el cual os mandó poner por obra: los diez mandamientos, y los escribió en dos tablas de piedra. Deuteronomio 4.13 RV95  Posteriormente, en el Nuevo Testamento, fue identificado como el "antiguo pacto".  Pero el entendimiento de ellos se embotó, porque hasta el día de hoy, cuando leen el antiguo pacto, les queda el mismo velo sin descorrer, el cual por Cristo es quitado. 2a Corintios 3.14 RV95  El Antiguo Testamento, que fue escrito en hebreo y algo en arameo, contiene 24 textos del Judaísmo que se presentan como 39 libros en la Biblia cristiana.  Una forma simple de entender cómo está compuesto es a través del nombre תַּנַ"ךְ - 'Tanakh' que le confieren los judíos, el cual es un acrónimo que se compone por 3 partes:  1) 'Torah' que ya describimos;  2) נְבִיאִים - 'Nevi'im' que significa "profetas" y que contiene los siguientes libros:  Josué, Jueces, 1a y 2a Samuel, 1a y 2a Reyes, Isaías, Jeremías, Ezequiel y los 12 profetas menores que son los últimos 12 libros;  y 3) כְּתוּבִים - 'Ketuvim' que significa "escritos" y que incluye:  Rut, 1a y 2a Crónicas, Esdras, Nehemías, Ester,  Job, Salmos, Proverbios, Eclesiastés, Cantares, Lamentaciones y Daniel (el orden lo dispuse según la Biblia, no según el orden judío).  Hay una diferencia en los cánones judío y protestante, con el católico (ver entrada El Canon de la Biblia y los Libros Apócrifos - Parte 1), que sin desdeñarla, podemos considerarla relativamente menor.


El el Antiguo Testamento ya se profetizaba sobre un "nuevo pacto".  »Vienen días, dice Jehová, en los cuales haré un nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Judá. Jeremías 31.31 RV95  El cual fue efectuado por Jesús en su muerte en la cruz por nuestros pecados.  ... porque esto es mi sangre del nuevo pacto que por muchos es derramada para perdón de los pecados. Mateo 26.28 RV95  El Nuevo Testamento, que fue escrito en griego, se compone por 27 libros conformados por los 4 evangelios (Mateo, Marcos, Lucas y Juan), el libro de Hechos, las cartas Paulinas (Romanos, 1a y 2a Corintios, Gálaras, Efesios, Filipenses, Colosenses, 1a y 2a Tesalonicences, 1a y 2a Timoteo, Tito y Filemón), otras cartas (Hebreos, Santiago, 1a y 2a Pedro, 1a-3a Juan y Judas), y el Apocalipsis.

Es un libro extraordinario como ninguno

Lo es simplemente por muchos datos impresionantes sobre ella.  Veamos algunos de los más relevantes:

  • Fue escrita a lo largo de un periodo de unos 1600 años.
  • Escrita por más de 40 autores muy diversos, desde campesinos y pescadores, hasta filósofos y reyes.
  • Fue el primer libro traducido (la Septuaginta, del hebreo al griego, 250 A.C.).
  • El libro más traducido del mundo, completo a 450 idiomas, y parcialmente a cerca de 2,400.
  • Fue el primer libro impreso por Gutenberg.
  • Se han impreso cerca de 8,000 millones de biblias, siendo el libro más publicado del mundo por mucho.
  • Sin duda, el libro más influyente y conocido del mundo.

Y será predicado este evangelio del Reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin. Mateo 24.14 RV95  Y es necesario que el evangelio sea predicado antes a todas las naciones. Marcos 13.10 RV95

¿Cómo podemos confiar que no ha sido alterada?


Hay quienes dicen que la Biblia que hoy tenemos es muy diferente de la que se escribió, pues fue alterada para servir los intereses de poder y económicos de las élites religiosas y políticas.  Lo anterior, aunque es sin duda una aseveración gravísima, es creída por algunos, dados los grandes pecados que se han cometido por religiosos y en el nombre de Dios (ver entradas El rechazo a lo religioso - Parte 1 y El rechazo a lo religioso - Parte 2).  Sin embargo, si hay algún libro antiguo confiable en el sentido de que lo que tenemos de él hoy día es fiel a los manuscritos originales, es con muchísimo, la Biblia.

Respecto al Antiguo Testamento, aunque no contamos con los manuscritos originales, los cuales serían de entre 2,400 y 4,000 años de antigüedad, sí contamos con los rigurosos procedimientos que tenían los antiguos escribas, talmudistas y masoretas judíos, para asegurar a toda prueba la preservación de la exactitud de los textos. Éstos, en diferentes etapas de la historia del pueblo judío, se encargaban de transcribir los textos de un rollo viejo y sujeto a volverse inservible (porque eran de materiales muy perecederos como pieles y pergaminos), a uno nuevo.  Para ello cuidaban mantener un número preciso de columnas, líneas, letras por línea y espacio entre letras.  No podían escribir absolutamente nada de memoria y guardaban rituales que les enfatizaban la importancia de hacer su tarea en forma extremadamente cuidadosa.  Una vez que copiaban un texto de un rollo viejo a uno nuevo, el nuevo valía tanto o más que el viejo, de manera que no tenían ninguna preocupación por preservar los rollos viejos.

Los masoretas refinaron estos procedimientos contando todo lo susceptible de contar, como el número de veces que aparecía cada letra en cada libro, su número total de letras y palabras, la palabra y letra central, y otras minucias más, que tenían el propósito de asegurar una transcripción absolutamente exacta de los textos, al tener que coincidir esas cuentas entre copias viejas y nuevas.  No añadiréis a la palabra que yo os mando ni disminuiréis de ella, para que guardéis los mandamientos de Jehová, vuestro Dios, que yo os ordeno. Deuteronomio 4.2 RV95

Confirmaciones sobre lo anterior las encontramos en la Septuaginta, que fue la traducción que se hizo de los textos hebreos al griego (285-246 A.C.), la cual se encuentra muy apegada a los textos hebreos masoréticos, y en los rollos del Mar Muerto de más de 2,000 años de antigüedad (unos 15,000 fragmentos de más de 500 textos), descubiertos en Qumran (1947-1956), actual territorio palestino, y que se ha visto que son extraordinariamente fieles.

Rollo del Mar Muerto de Isaías en el museo Santuario del Libro en Israel

Respecto al Nuevo Testamento, su confiabilidad la basamos en la cercanía entre las fechas de los manuscritos que tenemos preservados contra las que se estiman que se escribieron los originales, y la cantidad de estos manuscritos.  El Nuevo Testamento contiene los textos antiguos que más soporte tienen de copias antiguas con una diferencia descomunal.  Para entender esto consideremos que la Ilíada de Homero es el libro que le sigue con más sustento, al tener 643 manuscritos antiguos, siendo la fecha de los más antiguos de éstos unos 400 años posteriores a la fecha estimada de su escritura.  Del Nuevo Testamento contamos con casi 25,000 manuscritos antiguos, de los cuales más de 5,000 están en griego, siendo los más antiguos sólo entre 50 y 200 años posteriores a las fechas estimadas de los originales.  El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. Mateo 24.35 RV95

Papiro 66 (s.II) que contiene el Evangelio de Juan

Queda claro que la aseveración de que ha sido alterada está completamente infundada y que, sin poder asegurar un 100.00% de exactitud ya que no contamos con los textos originales, la Biblia que tenemos hoy día está cerquísima de ese nivel de exactitud y es completamente confiable en ese sentido.


Continuará en la próxima entrada (Porqué es creíble la Biblia - Parte 2).

El Biblioguero

-