lunes, 27 de febrero de 2012

Relativismo espiritual o verdad absoluta


Hay muchos temas interesantes sobre el mundo y la Biblia, pero hay uno que es fundamental precisamente para este 'blog', que no he tratado a profundidad, y que tiene que ver con las razones para creer en lo que la Biblia nos dice.  Pero creo que antes, es necesario irme un poco atrás y tratar sobre el tema de esta entrada, el cual es el siguiente:  Aunque este fenómeno no es nuevo, ahora, ante la creciente diversidad que tenemos para todo, incluyendo credos y filosofías, mucha gente piensa que las creencias espirituales que cada uno tenga son tan válidas y respetables como las de casi cualquiera, lo cual podemos llamar como "relativismo espiritual".  Así pues, no existiría una verdad absoluta sino que ésta sería relativa al punto de vista de cada uno de nosotros.  ¿Hay cabida para el relativismo espiritual o hay una verdad absoluta?

La nueva diversidad

Según David B. Barrett, un investigador especializado en este tema, las diferentes religiones del mundo aumentaron de unas 1,000 en 1900, a unas 10,500 en nuestros días.  Ciertamente, muchas de esas nuevas religiones son meramente variantes de unas pocas (ejemplo: los musulmanes Ahmadi, quienes sostienen que Jesús escapó de la cruz y murió en la India a los 120 años), o también nuevas mezclas de religiones tradicionales (ejemplo: Cao Dai proveniente de Vietnam, que mezcla Budismo, Confucianismo y Taoismo con temas de la Biblia y el Corán).

Si bien, al final del día, pese a esa diversidad, el número de las grandes religiones se reduce a una docena, y como un tercio de la población mundial se identifica como cristiana; la realidad es que mucha gente sólo se denomina de esta fe, sin realmente conocer, ni practicar, ni vivir las creencias de ésta.  Esto sucede por inercia, porque así ha sido cada vez más la cultura general, por desinformación, y en buena medida por falta de interés o por no tener intenciones de cambiar hábitos de vida.


Volviendo a ésta diversidad, tomemos como símil al espectro de colores, siendo los básicos el rojo, el naranja, el amarillo, el verde, el azul y el violeta.  Actualmente Pantone, la empresa especializada en la estandarización de colores, tiene una paleta de miles de éstos; por supuesto, todos ellos son variaciones del espectro de colores anterior.  Lo mismo ocurre con tantas nuevas religiones.

El relativismo espiritual

En el relativismo no hay absolutos, todo es relativo a diferentes circunstancias o subjetivo a cada persona.  Este concepto es perfectamente válido para muchas cosas.  Un habitante de Canadá podrá tener mucho calor en Cancún mientras a un habitante de ahí le parezca que es un día más bien fresco, pudiendo ambos tener perfectamente razón .  Volviendo a los colores, yo puedo opinar que me gusta un tono de verde y a alguien más le podrá parecer horrible, y cada uno podemos tener nuestra propia verdad.

Trasladado a la esfera espiritual, la lógica que se sigue es más o menos así:

Yo creo en lo que entienda, en lo que me guste, en lo que se acomode a mi forma de pensar y a mi forma de vivir, en lo que me de cierta tranquilidad, y no me inquiete o moleste.  Creo que tengo el derecho a creer lo que yo quiera, y a que se me respete a mi y en lo que crea.  Si alguien cree algo distinto y le sirve, qué bueno por él(ella), y que a mi me deje en paz con mis creencias.



La mejor forma de lograr lo anterior, como lo mencionábamos en otra entrada (El rechazo a lo religioso - Parte 1), es servirse de la gran variedad de opciones de creencias como de un 'buffet', tomando de las que nos gusten, en las proporciones que nos acomoden y aderezando con notas interesantes para un resultado que parezca más atractivo.

'New Age'

Este es un movimiento característico de lo anterior, en el que se mezclan las religiones orientales con las occidentales, con fuertes dosis de metafísica y psicología de auto-ayuda/motivacional, medicina alternativa, parapsicología y un poco de ciencia.  Busca crear una espiritualidad plural, incluyente y sin dogmas restrictivos.  ¿A poco lo anterior no suena un poco como publicidad de un buen hotel en el que encontremos todas las comodidades?


En línea con lo anterior, está la creencia de que "todos los caminos llevan a Roma", es decir, a ... ¿mmm, Dios, el cielo, el purgatorio, una reencarnación, Nirvana, una energía suprema e inmanente, Gaia, la Madre Naturaleza, a ser dios uno mismo, Lucifer, etc., etc.?  Vemos que tal línea de pensamiento no es tan simple y clara.


Siguiendo con esto, el número de 10,500 religiones que Barrett cuenta a la fecha se quedaría cortísimo, pues podemos llegar a que cada uno de los miles de millones de habitantes del mundo tenga su propia religión.

La verdad absoluta

Lo absoluto es el concepto opuesto a lo relativo, significando que algo es siempre de una manera independientemente de circunstancias y opiniones.  Lo absoluto es objetivo, no subjetivo.  Volviendo a nuestros ejemplos, si la temperatura en Cancún es de 28ºC, esto es así independientemente de lo que opine el canadiense o el cancunense.  En cuanto a los colores, "el rojo es rojo y el verde es verde", pudiéndose corroborar lo anterior midiendo sus longitudes de onda; confundirlos sólo cabría en los daltónicos, pero aún considerando la incapacidad de diferenciarlos de quien sufra eso, la realidad independiente de tal persona, es que siguen siendo colores distintos.


En el campo de la ciencia, consideramos que las leyes de la física se aplican en todo el universo.  Así mismo, hay una verdad absoluta que explica el origen de éste y de nosotros, así como el propósito de su existencia y la nuestra.  Es simplemente lógico que haya tal verdad, y lo contrario - "No hay verdad absoluta", se refuta a sí mismo, pues si esto fuera cierto, pasaría a ser una verdad absoluta.

Además, así como el vivir bajo las leyes de la física reflejan un mundo ordenado, también hay leyes espirituales que nos hacen vivir ordenada y armónicamente en el mundo, tales como las instituidas en los 10 mandamientos (Éxodo 20.1-17).  Si bien, muchos de los que creen que cada uno debe tener sus propios valores morales no pretenden que éstos no existan, el camino de "cada quien por su camino" conduce naturalmente a la última alternativa que es "Haz lo que quieras, eso es el todo de la ley", según lo declaró Aleister Crawley (1875–1947), influyente ocultista inglés, fundador de la filosofía religiosa Thelema (ver entrada El culto a la libertad).

El hecho de que la humanidad tiene una necesidad intrínseca y profunda de conocer la verdad que nos de las respuestas a nuestras preguntas más esenciales, y que para satisfacer tal necesidad se han planteado una gran variedad de respuestas a través de muchas religiones, ha dado pie a decir:  "¡Basta, o nadie tiene la razón o todos la tienen!"  Pero esa es una respuesta producto de la exasperación en el mejor de los casos.  La verdad es objetiva y no subjetiva, es externa a nosotros, independiente de lo que nos parezca o nos guste, es absoluta y no relativa a diferentes culturas y filosofías, y no tiene que ser "políticamente correcta".

¿Tiene que ser única?

En última instancia, definitivamente sí, la verdad es una y sólo una, así como 2+2=4 y no puede ser ni igual a 5 ni a 3.  Sin embargo, es posible encontrar trazos de ésta en diferentes religiones.  De vuelta a nuestro ejemplo sobre los colores, alguien podrá decir del rojo que es un color primario de la luz, otro que es un color cálido, u otro que es el color con la longitud de onda más amplia; diferentes respuestas, pero correctas todas.  Así mismo, el Cristianismo está cimentado en el Judaísmo, el Islam tiene algunas coincidencias importantes con estas dos, y hay valores morales comunes entre todas éstas con el Budismo y otras religiones orientales.  Pudiéramos pensar que es como si se tuvieran diferentes partes de un rompecabezas, teniendo las diferentes religiones más o menos piezas de éste cada una, y compartiendo muchas o algunas de estas piezas entre sí.


Pero aunque ese símil es más o menos cierto, no es enteramente correcto, pues la realidad es que cada religión construye un rompecabezas distinto cada una, y lo que pasa es que algunas piezas de éstos sí pueden ser iguales o muy parecidas.  Al conocer cuidadosamente cada religión, nos podemos percatar de eso, de que la cosmovisión que cada una tiene es realmente diferente en mayor o menor grado; pero aún en el menor grado, 2+2=4, ni 4.1 ni 3.9.

Dónde encontrarla

Lo lógico es que Quien creó todo, incluyéndonos a nosotros, sea quien tenga esas respuestas (a menos que creamos que todo se creó solo y de la nada - ver entrada Dios no es necesario, según Stephen Hawking).

Así pues, la fuente lógica es El Creador.  Dios, el cual hizo los cielos y la tierra, el mar, y todo lo que en ellos hay; que guarda la verdad para siempre, Salmos 146.6 RV95  ... en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento. Colosenses 2.3 RV95

Si le pedimos a ese Dios único y verdadero que queremos hallar tal verdad que es Su verdad, Él nos invitará a encontrarla con Él.  »Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá, porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. Mateo 7.7-8 RV95


Podemos buscar Su verdad en la Biblia, pues ...  Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, ... 2a Timoteo 3.16 RV95  ... y ...  La Escritura dice: «Todo aquel que en él cree, no será defraudado», ... Romanos 10.11 RV95  ... pues Él dijo:  así será mi palabra que sale de mi boca: no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero y será prosperada en aquello para lo cual la envié. Isaías 55.11 RV95

Sobre la verdad excluyente y la intolerancia


Al ser única, así tiene que serlo.  Nuevamente, si 2+2=4, no caben los que tengan otra respuesta.  Esto ha conducido a calificar a quienes creemos en una fé única como intolerantes.  En el mundo de la ingeniería se manejan tolerancias o factores de seguridad para permitir errores permisibles por razones prácticas, así como en la estadística se manejan márgenes de error.  Pero también, en la misma ingeniería hay cosas en las que no cabe la tolerancia pues se podrían poner vidas en peligro, así como tampoco la hay en el susodicho 2+2=4 o en la simple marcación de un número telefónico en el que debemos teclear los números exactos y punto.  Así mismo, hablando ya concretamente del Cristianismo, hay una serie de doctrinas relativamente secundarias en las que no hay un consenso general o seguridad definitiva (ejemplo: la forma del desenlace los últimos tiempos), pero otras en las que no debe caber ninguna duda (ejemplo: obedecer a Dios - ¡Antes bien, bienaventurados los que oyen la palabra de Dios y la obedecen! Lucas 11.28 RV95).  En las primeras podemos ser tolerantes con posiciones distintas, pero en las segundas, no podemos tolerar desviaciones.

Ahora bien, esa intolerancia se traduce en que no puede haber concesiones en nuestras convicciones.  No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor, ya que es persona de doble ánimo e inconstante en todos sus caminos. Santiago 1.7-8 RV95  Pero esa intolerancia interna, no debe traducirse en odio a quien piensa distinto.  Lejos de eso, Jesús predicó amar a nuestro prójimo, incluso a nuestros enemigos.  Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os odian y orad por los que os ultrajan y os persiguen, ... Mateo 5.44 RV95  Así que ante tal mandamiento, es completamente inadmisible maldecir, odiar, ultrajar y perseguir a los que crean en otra cosa, pues además se nos dice:  No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres. Romanos 12.17 RV95  (Lo que sí está ocurriendo cada vez más es una intolerancia al Cristianismo en la cultura transmitida en los medios, así como en diversas disposiciones gubernamentales que se están dando en Estados Unidos, lo cual es todo un tema en sí).

A final de cuentas, Dios nos permite a cada uno tomar nuestra decisión, y la Biblia misma dice:  Pero si a ustedes les parece mal servir al Señor, elijan ustedes mismos a quiénes van a servir ... Josué 24.15 NVI   Aunque también tiene el gran cuidado de indicarnos las consecuencias de tal decisión ...  porque la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, Señor nuestro. Romanos 6.23 RV95

Conclusión

Existe una verdad absoluta que responde a nuestras preguntas más esenciales.  No cabe el relativismo espiritual porque es absurdo que existan respuestas diferentes para una verdad que es única, y que al ser así es excluyente.  La fuente de esta verdad debe residir en Quien creó todo lo que existe.  Hasta aquí podemos hacer un argumento meramente lógico.  Como lo menciono más arriba, mi convicción es que Él nos transmite tal verdad en la Biblia.  Como siempre, a los que no estén seguros del Cristianismo pero quieren sinceramente encontrar la verdad, los invito a que le pidan a Su Creador que les conceda encontrarla leyendo su Palabra.

Busquen la verdad, su amigo el Biblioguero.

-